Puesta en marcha del nuevo sistema de medición en continuo de emisiones en República Dominicana

República Dominicana

Las centrales térmicas de República Dominicana, Palamara y La Vega, han sido las primeras del país en adaptarse al nuevo reglamento técnico ambiental y son las únicas de este tipo de tecnología que han realizado la instalación de sistemas de monitoreo continuo

Se trata de un sistema automático de medida de emisiones (CEMS, por sus siglas en ingles), para el monitoreo de gases generados en los motores de nuestras instalaciones.

La muestra de gases es analizada en base húmeda y a una temperatura por encima de 180ºC (hot wet), lo cual garantiza su tratamiento adecuado. Para este sistema, se ha considerado la normativa establecida para el tipo de actividad (generación eléctrica) y el combustible utilizado (fuel-oil).

Los parámetros que controla el CEMS son los siguientes:

• Gases: NO, NO2, SO2, CO.

• Partículas.

El sistema de análisis de gases instalado cuenta con homologación NGC1, el cual tiene un periodo de desatención de 6 meses. Adicionalmente, se incorporó una segunda rueda de filtros en el sistema que permite verificar la calibración de cada uno de los parámetros, evitando el uso de botellas de gas patrón para dichas comprobaciones.

Este sistema se ha tenido que implementar debido a un cambio normativo. En el mes de abril de 2019, se publicó un nuevo reglamento por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana relativo al control de las emisiones contaminantes atmosféricas provenientes de fuentes fijas, dejando sin efecto la norma anterior. Se dio de plazo para la adecuación al nuevo reglamento hasta el 30 de diciembre de 2021.

El objetivo del nuevo reglamento es reducir los límites de emisión a la atmósfera, y tener un mejor control de los mismos mediante el monitoreo permanente de las emisiones de fuentes fijas para las siguientes actividades: hornos crematorios, incineradoras, centrales térmicas que utilicen carbón y bunker como combustibles, asfalto, cementeras, calderas de biomasa y bunker. En resumen, esta monitorización nos permite un mejor control de las emisiones contaminantes.

El sistema automático de medida de emisiones (CEMS) se ha instalado en una de las chimeneas de cada una de las centrales en el país: Palamara y La Vega. Ambas centrales han sido las primeras del país en adaptarse al nuevo reglamento técnico ambiental. Es importante recalcar que son las únicas de este tipo de tecnología que han realizado la instalación de sistemas de monitoreo continuo.

El proceso de implementación se ha desarrollado de la siguiente manera. El proyecto se inició con la adjudicación a la empresa INERCO, reconocida y certificada en Europa, para el suministro y puesta en marcha de equipos de control de emisiones que cumplieran con normativas internacionales. Esta empresa cumple con certificaciones en los estándares UNE y USEPA.

La fase de instalación de los componentes del CEMS se realizó a través de empresas locales las cuales contaron con la supervisión directa del personal de GPG República Dominicana e INERCO, quienes aseguraban que la instalación se realizara bajo los controles requeridos por los fabricantes.

Desde GPG estamos orgullosos de haber cumplido este hito que nos permite llevar un mejor control de las emisiones contaminantes de nuestras instalaciones, reforzando así nuestro compromiso con el cuidado y la protección de nuestro entorno.